Feed on
Posts
Comments

Calle de San Nicolás

Calle de San Nicolás, Pamplona

La calle de San Nicolás es una bulliciosa calle del Casco Antiguo de Pamplona que discurre entre la confluencia de la calle Pozoblanco y la calle Comedias con la calle San Miguel. [ Ver en el mapa ]

Calle viva, repleta de comercios y de algunos de los bares más conocidos de Pamplona, lugar de encuentro y reunión durante todo el año. Una de las calles más conocidas de Pamplona.

Edificio modernista

Situado enfrente de la iglesia de San Nicolás, fue construido en 1899 por el arquitecto Manuel Martinez de Ubago. Tal como indica una placa en su fachada, se considera el primer edificio de estilo modernista de Pamplona.

Fachada de un edificio modernista en la calle San Nicolás

Fachada de un edificio modernista en la calle San Nicolás

Fachada de un edificio modernista en la calle San Nicolás

Fachada de un edificio modernista en la calle San Nicolás

Mirador de un edificio modernista situado en la calle San Nicolás cuya fachada da a la plaza de San Nicolás.

Mirador de un edificio modernista situado en la calle San Nicolás cuya fachada da a la plaza de San Nicolás.

En la placa que se ve entre las dos ventanas puede leerse:
“1.ª obra de estilo Modernista en Pamplona
Fachada del edificio que el arquitecto
D. Manuel Martínez de Ubago proyectó para
Dña. Zoila de Espinal e Irurita
Vda. de Gayarre”


Fachada iluminada del bar Iru, en la calle San Nicolás.

Fachada iluminada del bar Iru, en la calle San Nicolás.

Fachada de la tienda Natural, en la calle de San Nicolás.

Fachada de la tienda Natural, en la calle de San Nicolás.

Bar Restaurante Casa Otano, en la calle San Nicolás

Bar Restaurante Casa Otano, en la calle San Nicolás

Fachada del «Bar Ulzama»

Fachada del «Bar Ulzama»

Escaparate de la cuchillería M. Tellería, en la calle San Nicolás de Pamplona

Escaparate de la cuchillería M. Tellería, en la calle San Nicolás de Pamplona

"Pescadería Cipriano", pescados y mariscos en la calle San Nicolás de Pamplona

“Pescadería Cipriano”, pescados y mariscos en la calle San Nicolás de Pamplona

"Bar Restaurante Baserri", pinchos y vinos de calidad en la calle San Nicolás de Pamplona

“Bar Restaurante Baserri”, pinchos y vinos de calidad en la calle San Nicolás de Pamplona

Fachada del Restaurante Asador "La Chistera", en la calle San Nicolás

Fachada del Restaurante Asador “La Chistera”, en la calle San Nicolás

Mirador de un edificio situado en la calle San Nicolás cuya fachada da a la plaza de San Nicolás.

Mirador de un edificio situado en la calle San Nicolás cuya fachada da a la plaza de San Nicolás.

La calle de San Nicolás constituía el eje central del Burgo de San Nicolás, una de las poblaciones que constituían Pamplona en la edad media, hasta la reunificación procurada por el Privilegio de la Unión de 1423.

El Burgo de San Nicolás fue construido de forma contigua al Burgo de San Cernin, lo que ocasionó numerosos conflictos entre los habitantes de ambos burgos. De planta rectangular (denominada planta tipo bastida, similar al de Sangüesa y Puente la Reina), cuenta con la iglesia de San Nicolás como baluarte defensivo, no sólo frente a una posible agresión exterior desde las llanuras, sino también respecto al burgo de San Cernin.

Sus habitantes eran fundamentalmente de origen franco, pero con una mayor proporción de oriundos del mundo rural que los de San Cernin.

Loe enfrentamiento entre los burgos eran continuos. Se sabe que en 1213 firman una tregua por veinte años, pero no se cumplió, pues ya en 1222 los de San Cernin atacan San Nicolás, quemando su iglesia-fortaleza. Estos choques continuarían durante años. San Nicolás y San Cernin se enfrentarían por la construcción y uso del foso y el muro que les separaba, mientras que ambas juntas también se enfrentarían a Navarrería.

Tags: , , , , ,

Plaza del Castillo

La Plaza del Castillo, el “cuarto de estar” de Pamplona

Por sus características, la Plaza del Castillo de es la típica plaza mayor de muchas ciudades españolas: un gran espacio cuadrangular rodeado de porches que ha sido definida como el “cuarto de estar” de los pamploneses, lugar de reunión y paseo, epicentro de la vida social de la ciudad y de los Sanfermines. [ Ver en el mapa ]

Esta plaza recibe su nombre por el castillo que en el siglo XIV levantó Luis el Hutín, entre 1308 y 1311, y que se encontraba en uno de sus extremos. Al reconstruirse las murallas que rodeaban Pamplona este castillo quedó demasiado dentro de la ciudad y Fernando el Católico mandó edificar uno nuevo en 1513, utilizando las piedras del viejo castillo, que desapareció hacia 1540. Finalmente éste fue derribado hacia 1590 al construirse la moderna Ciudadela de Pamplona. La plaza estaba ya delimitada por tres de sus lados, menos el lado sur, en el cual las carmelitas descalzas construyeron un monasterio que cerró la plaza, cuyas obras acabaron hacia 1600.

Así mismo, desde el siglo XVII y hasta 1843 fue el coso taurino de Pamplona.

Lado norte

En la cara norte de la plaza nos encontramos con el edificio del Nuevo Casino, levantado por el arquitecto de Logroño Maximiano Hijón para la entidad bancaria del Crédito Navarro.

En 1888 abría sus puertas en los bajos del edificio el Café Iruña, uno de los lugares emblemáticos de Pamplona.

Balcones engalanados en el edificio del Casino el día de la celebración del Corpus Christi de 2010

Balcones engalanados en el edificio del Casino el día de la celebración del Corpus Christi de 2010

Vista de la fachada del «Casino Principal», en la Plaza del Castillo. Construido a finales del siglo XIX y en sus bajos se encuentra el famoso «Café Iruña».

Vista de la fachada del «Casino Principal», en la Plaza del Castillo. Construido a finales del siglo XIX y en sus bajos se encuentra el famoso «Café Iruña»

Fachada del edificio donde se encuentra el «Casino Principal», en la céntrica Plaza del Castillo, y en cuyos bajos se encuentra el famoso «Café Iruña»

Fachada del edificio donde se encuentra el «Casino Principal», en la céntrica Plaza del Castillo, y en cuyos bajos se encuentra el famoso «Café Iruña»

Ático del edificio del Nuevo Casino

Detalle del ático del edificio del Nuevo Casino

El Café Iruña

Fundado en 1888 por un grupo de pamploneses, fue el primer establecimiento público en contar con luz eléctrica en Pamplona en su momento, y “se abrió al público en vísperas de San Fermín llenándose hasta los porches”, según dicen las crónicas de la época

Año tras año ha seguido, y sigue siendo, punto de encuentro de todos los pamploneses, y de todos aquellos foráneos que desean ver el local que hizo mundialmente famoso el escritor Ernest Hemingway.

El Café Iruña es, además, un espacio multicultural en el que se realizan ruedas de prensa, reportajes, charlas y presentaciones de libros. En definitiva, un espacio para personas, ideas y costumbres.

Letrero del "Café Iruña" en los porches de la Plaza del Castillo.

Letrero del “Café Iruña” en los porches de la Plaza del Castillo.

Galería porticada en la Plaza del Castillo donde se encuentra el famoso "Café Iruña".

Galería porticada en la Plaza del Castillo donde se encuentra el famoso “Café Iruña”.

Paseo porticado en la Plaza del Castillo

Paseo porticado en la Plaza del Castillo

Justo enfrente de la entrada al Café Iruña nos encontramos con la única columna que existe en todos los porches de la plaza, ya que todos los demás soportes son pilares, no columnas. El desconocimiento de este hecho provoca la perplejidad cuando citas a una persona “en la columna de la plaza del Castillo”.

Imponente puerta de madera en uno de los edificios de la Plaza del Castillo.

Imponente puerta de madera en uno de los edificios de la Plaza del Castillo

Puerta de un edificio de viviendas y oficinas en la Plaza del Castillo

Puerta de un edificio de viviendas y oficinas en la Plaza del Castillo

Porches en la Plaza del Castillo junto al Café Iruña.

Porches iluminados en la Plaza del Castillo junto al Café Iruña

Una vista insólita de la Plaza del Castillo... vacía... El frío no invitaba a pasear, como se acostumbra.

Una vista insólita de la Plaza del Castillo… vacía… Una estampa muy poco habitual, pero ese día el frío no invitaba a pasear o descansar en sus bancos, como suele ser costumbre


El Gran Hotel La Perla

Desde el siglo XIX este hotel ha sido testigo, e incluso protagonista, de importantes momentos de la historia, tanto local como nacional.

Así mismo, ilustres personajes como Ernest Hemingway, Orson Welles, Manolete, Charles Chaplin, Pablo Sarasate, Julián Gayarre, Imperio Argentina, Cayetano Ordoñez o Ignacio Zuloaga, son los que han contribuido a hacer de este hotel de Pamplona un establecimiento único.

La habitación que ocupó Ernest Hemingway en sus viajes a Pamplona se conserva exactamente como él la conoció y lo mismo ocurre con la habitación que ocupaba Pablo Sarasate. También hoy es posible descansar en la habitación que ocupó Manolete , o dormir en habitaciones que recuerdan las estancias de los reyes Alfonso XII, Alfonso XIII o Juan de Borbón.

El Gran Hotel La Perla -situado en la confluencia de la calle Chapitela y la plaza del Castillo- visto desde el kiosko de la Plaza del Castillo

El Gran Hotel La Perla -situado en la confluencia de la calle Chapitela (fachada de la izquierda) y la plaza del Castillo (fachada de la derecha)- visto desde el kiosko de la Plaza del Castillo

El Gran Hotel La Perla visto desde el quiosco de la Plaza del Castillo

Fachada iluminada del Gran Hotel La Perla visto desde el quiosco de la Plaza del Castillo


Lado este

Fachada de dos edificios en la Plaza del Castillo.

Fachada de dos edificios de viviendas en la Plaza del Castillo

Terraza del bar Windsor en la Plaza del Castillo

Terraza del bar Windsor en la Plaza del Castillo

Colorista fachada de un edificio de la Plaza del Castillo.

Colorista fachada de un edificio de viviendas de la Plaza del Castillo

Detalle de balcones del Palacio Goyeneche, en la Plaza del Castillo

Detalle de balcones del Palacio Goyeneche, en la Plaza del Castillo

Fachada del Palacio Goyeneche, elegante palacio barroco del siglo XVIII situado en la Plaza del Castillo.

Fachada del Palacio Goyeneche, un elegante palacio barroco del siglo XVIII situado en la Plaza del Castillo, pero cuya fachada principal se encuentra en la calle Estafeta.

Fachada del Palacio Goyeneche, elegante palacio barroco del siglo XVIII situado en la Plaza del Castillo

Fachada del Palacio Goyeneche, elegante palacio barroco del siglo XVIII situado en la Plaza del Castillo. Resulta llamativa la linterna del tejado


Fachadas y tejados de edificios en la Plaza del Castillo, entre los que destaca la linterna del Palacio Goyeneche, elegante palacio barroco del siglo XVIII

Una vista de la plaza del Castilloz con el palacio de Goyeneche a la izquierda y el famoso quiosco a la derecha.

Una vista de la plaza del Castillo con el palacio de Goyeneche a la izquierda y el famoso quiosco a la derecha.

Edificio de viviendas en la Plaza del Castillo

Edificio de viviendas en la Plaza del Castillo

Un balcón florido en la Plaza del Castillo

Un balcón florido en la Plaza del Castillo

Edificio de viviendas en la Plaza del Castillo

Edificio de viviendas en la Plaza del Castillo


Lado sur

El lado sur de la plaza está ocupado por la fachada del antiguo “Crédito Navarro”, más tarde Banco Central y hoy en día Banco de Santander, y la fachada lateral del Palacio de la Diputación o Palacio de Navarra, sede del Gobierno de Navarra. Entre ambas fachadas, un espacio abierto del que arranca la Avenida de Carlos III.

Pero esta disposición de edificios y fachadas no ha sido siempre así, ya que anteriormente, cuando no existía la avenida de Carlos III, este espacio abierto entre ambas fachadas tampoco existía. En su lugar, mirando hacia la plaza, estaba situado el Teatro Gayarre, hasta que fue derribado en 1932 para abrir la avenida.

Vista del Palacio de Navarra desde el kiosko de la Plaza del Castillo.

Vista del Palacio de Navarra desde el kiosko de la Plaza del Castillo.

Una vista de la plaza del Castillo hacia el Palacio de Navarra y la avenida de Carlos III

Una vista de la plaza del Castillo hacia el Palacio de Navarra y la avenida de Carlos III


Lado oeste

Mirador de madera en un edificio de viviendas en la Plaza del Castillo

Mirador de madera en un edificio de viviendas en la Plaza del Castillo

Fachada de un edificio de la Plaza del Castillo

Fachada de un edificio de la Plaza del Castillo

Una vista insólita de la Plaza del Castillo... casi vacía... El frío no invitaba a pasear, como se acostumbra.

“Una vista insólita de la Plaza del Castillo… casi vacía… El frío no invitaba a pasear, como se acostumbra.

Edificio de viviendas en la Plaza del Castillo

Edificio de viviendas en la Plaza del Castillo

Librería Gómez, una librería histórica en la Plaza del Castillo.

Librería Gómez, una librería histórica en la Plaza del Castillo

Fachada del antiguo hotel restaurante "El Cisne", en la Plaza del Castillo

Fachada del antiguo hotel restaurante “El Cisne”, en la Plaza del Castillo

Fachada de un edificio de viviendas en la Plaza del Castillo

Fachada de un edificio de viviendas en la Plaza del Castillo


La plaza

Hoy en día esta plaza es fruto de construcciones de distintas épocas, por lo que puede apreciarse la gran variedad de estilos, siendo una plaza muy variopinta y de gran solera.

Este espacio tardó en constituirse como una zona de viviendas, ya que los pamploneses residían en el interior del casco urbano, pero al menos desde el siglo XIV funcionaba como zona de esparcimiento y de ocio. En 1405 Carlos III organizó en la plaza una serie de justas y torneos para conmemorar el matrimonio de su hija doña Beatriz con el príncipe Jacques de Borbón.

La plaza se utilizó para celebrar festivales taurinos desde 1385, cuando se documenta el primero de estos eventos, hasta 1844, cuando se construye la primitiva plaza de toros, que se ubicaba donde hoy está el Teatro Gayarre.

Al caer en desuso su utilidad como coso taurino y lugar de espectáculos, este espacio siguió siendo un centro de ocio, al abrirse en el durante el siglo XIX los primeros cafés. En 1888 abría sus puertas el Café Iruña, en el edificio levantado por el arquitecto de Logroño Maximiano Hijón para la entidad bancaria del Crédito Navarro.

En el centro de la plaza se instaló en el siglo XVIII la fuente a la Abundancia (conocida popularmente como de la Mariblanca), diseñada por Luis Paret, que se trasladó a los Jardines de la Taconera al ser sustituida en 1910 por un quiosco de madera. En 1943 se retiró también este último para colocar el que hoy sigue presidiendo la plaza.

 

Panorámica de la Plaza del Castillo

Panorámica de la Plaza del Castillo

El kiosko de la Plaza del Castillo engalanado por Navidades

El kiosko de la Plaza del Castillo engalanado por Navidades

Vista del Kiosko de la Plaza del Castillo engalanado para las Navidades

Vista del Kiosko de la Plaza del Castillo engalanado para las Navidades

Unas palomas bebiendo y refrescándose en la fuente del quiosco central de la Plaza del Castillo,

Unas palomas bebiendo y refrescándose en la fuente del quiosco central de la Plaza del Castillo

Árbol navideño en la entrada de la Plaza del Castillo visto desde la Avenida de Carlos III

Árbol navideño en la entrada de la Plaza del Castillo visto desde la Avenida de Carlos III

Churrería ambulante colocada en la Plaza del Castillo

Churrería ambulante colocada en la Plaza del Castillo

Una vista de la Plaza del Castillo, con el Hotel La Perla a la izquierda y el kiosko a la derecha.

Una vista de la Plaza del Castillo, con el Hotel La Perla a la izquierda y el kiosko a la derecha.

Tags: , , , , , , , , ,

Plaza Consistorial o Plaza del Ayuntamiento

La Plaza Consistorial (también conocida como plaza del Ayuntamiento) constituye el centro de la ciudad por estar ubicado en ella el edificio del Ayuntamiento de Pamplona. [ Ver en el mapa ]

Es una plaza mundialmente conocida, pues desde los balcones del Ayuntamiento se tira cada año el famoso “chupinazo” que da inicio a las fiestas de San Fermín.

El Ayuntamiento o Casa Consistorial

Fachada del Ayuntamiento de Pamplona

Fachada del Ayuntamiento de Pamplona iluminado en Navidades

La primera Casa Consistorial fue destruida en el siglo XVIII para construir una nueva en su lugar, que fue derribada en 1951 dejándose en pie únicamente su fachada barroca, que es la que vemos en la Casa Consistorial actual.

Esta fachada posee una curiosa combinación de estilos neoclásico y barroco. El frontón donde está el reloj es neoclásico, así como las columnas de los tres pisos (que son, de abajo a arriba, de los estilos clásicos dórico, jónico y corintio).

El resto de la decoración es barroca, en la cuál destacan varias esculturas: en el tejado, dos hércules con sendas mazas y, en lo más alto, una alegoría de la fama con trompeta. Flanqueando la puerta de entrada hay otras dos alegorías: la prudencia (con un espejo y una serpiente en la mano) y la justicia (con una balanza).

Espectacular iluminación del Ayuntamiento de Pamplona,

Espectacular iluminación del Ayuntamiento de Pamplona

Espectacular iluminación del Ayuntamiento de Pamplona

Espectacular iluminación del Ayuntamiento de Pamplona

Espectacular iluminación del Ayuntamiento de Pamplona

Espectacular iluminación del Ayuntamiento de Pamplona

Espectacular iluminación del Ayuntamiento de Pamplona

Espectacular iluminación del Ayuntamiento de Pamplona

Espectacular iluminación del Ayuntamiento de Pamplona

Espectacular iluminación del Ayuntamiento de Pamplona

Fachada del Ayuntamiento engalanada para las Navidades

Fachada del Ayuntamiento engalanada para las Navidades

Fachada del Ayuntamiento de Pamplona al atardecer

Fachada del Ayuntamiento de Pamplona al atardecer

Fachada del Ayuntamiento y Plaza Consistorial al atardecer

Fachada del Ayuntamiento y Plaza Consistorial al atardecer

Vista parcial de la fachada del Ayuntamiento iluminada en Navidades

Vista parcial de la fachada del Ayuntamiento iluminada en Navidades

Detalle de la fachada del Ayuntamiento de Pamplona.  Alegoría de la fama con trompeta, de estilo neoclásico, flanqueada por dos leones que sujetan los escudos de Pamplona y Navarra

Detalle de la fachada del Ayuntamiento de Pamplona. Alegoría de la fama con trompeta, de estilo neoclásico, flanqueada por dos leones que sujetan los escudos de Pamplona y Navarra

Detalle del frontón del Ayuntamiento, construido entre 1753 y 1759.

Detalle del frontón del Ayuntamiento, construido entre 1753 y 1759.


Una vista de la Plaza de Consistorial desde la puerta del Ayuntamiento

Una vista de la Plaza de Consistorial desde la puerta del Ayuntamiento

Maria Sagrario Navarro, Moda hombre

Fachada y escaparate de la tienda “Maria Sagrario Navarro”, dedicada a la moda hombre

«Gutiérrez» Sombrerería y tienda de ropa de hombre, mujer y niño en la Plaza Consistorial

«Gutiérrez» Sombrerería y tienda de ropa de hombre, mujer y niño en la Plaza Consistorial

Fachada de la tienda «Gutiérrez» a la Plaza Consistorial

Fachada de la tienda «Gutiérrez» a la Plaza Consistorial

Edificio entre la Plaza Consistorial y el comienzo de la calle Nueva

Edificio entre la Plaza Consistorial y el comienzo de la calle Nueva

Antigua farmacia en la esquina de la Plaza Consistorial con la calle Nueva

Escaparates de una antigua farmacia en la esquina de la Plaza Consistorial con la calle Nueva. En la esquina, una hornacina con una imagen de la Virgen.

Antigua farmacia en la esquina de la Plaza Consistorial con la calle Nueva

Fachada y entrada a una antigua farmacia en la esquina de la Plaza Consistorial con la calle Nueva, que cuenta con una hornacina en la esquina, en la que se encuentra una imagen de la Virgen

Edificio de viviendas y oficinas en la Plaza Consistorial

Edificio de viviendas y oficinas en la Plaza Consistorial

«Joaquín Ciga», tienda textil en la Plaza Consistorial

Escaparate y entrada a la tienda «Joaquín Ciga», tienda textil en la Plaza Consistorial, hoy desaparecida

Edificio de viviendas en la confluencia de la Plaza Consistorial con la calle Calceteros

Edificio de viviendas en la confluencia de la Plaza Consistorial con la calle Calceteros

«Óptica Joaquín Alforja», en la Plaza Consistorial

Escaparate y entrada a la tienda «Óptica Joaquín Alforja», en la Plaza Consistorial

Escaparate de la tienda "Óptica Joaquín Alforja", en la esquina de la Plaza Consistorial con la calle Calceteros.

Escaparate de la tienda “Óptica Joaquín Alforja”, en la esquina de la Plaza Consistorial con la calle Calceteros.

Tags: , , , ,

La calle Chapitela de Pamplona

La calle Chapitela es una calle del casco antiguo pamplonés que arranca en la calle Mercaderes para ir a parar a la Plaza del Castillo[ Ver en el mapa ]

Peatonal y comercial, es una bulliciosa calle siempre llena de gente, en la que lo más importante son algunos de los comercios existentes en la misma. Merece la pena destacar sobre todo la fachada de la platería Víctor Idoate, uno de los pocos ejemplos de arquitectura modernista en Pamplona.

Edificio de viviendas en calle Chapitela, visto desde la calle Mercaderes.

Edificio de viviendas situado en calle Chapitela, entre la calle calle Calceteros y la calle Mercaderes. Fotografía tomada desde la calle Mercaderes

bAladinos/b Perfumería en la calle Chapitela

Escaparate de la prerfumería «Aladino’s», situada en la calle Chapitela, con decoración navideña

Escaparate y entrada a la joyería-platería "Víctor Idoate", en la calle Chapitela de Pamplona

Escaparate y entrada a la joyería-platería “Víctor Idoate”, en la calle Chapitela de Pamplona, uno de los pocos ejemplos de arquitectura modernista de Pamplona

Fachada modernista de una tienda de «Bennetton», en la calle Chapitela de Pamplona.

Fachada modernista de una tienda de la cadena «United Colors of Bennetton», situada en la calle Chapitela de Pamplona.

Fachada de la joyería-platería «Víctor Idoate», en la calle Chapitela

Fachada modernista de la joyería-platería «Víctor Idoate», en la calle Chapitela

Fachada de la joyería-platería "Víctor Idoate", en la calle Chapitela

Una nueva vista de la fachada de la joyería-platería “Víctor Idoate”, en la calle Chapitela

Gran Hotel La Perla

Desde el siglo XIX el hotel ha sido testigo e incluso protagonista de importantes momentos de la historia, tanto local como nacional.

Así mismo, ilustres personajes como Ernest Hemingway, Orson Welles, Manolete, Charles Chaplin, Pablo Sarasate, Julián Gayarre, Imperio Argentina, Cayetano Ordoñez o Ignacio Zuloaga, son los que han contribuido a hacer de este hotel de Pamplona un establecimiento único.

La habitación que ocupó Ernest Hemingway en sus viajes a Pamplona se conserva exactamente como él la conoció y lo mismo ocurre con la habitación que ocupaba Pablo Sarasate. Hoy es posible descansar en la habitación que ocupó Manolete , o dormir en habitaciones que recuerdan las estancias de los reyes Alfonso XII, Alfonso XIII o Juan de Borbón.

Fachadas del «Gran Hotel La Perla» a la Plaza del Castillo y a la Calle Chapitela

Fachadas del «Gran Hotel La Perla» a la Plaza del Castillo (fachada derecha) y a la Calle Chapitela (fachada izquierda).

Tags: ,

Paseo de Sarasate

Paseo de Sarasate

Céntrico paseo, nexo de unión entre la histórica Pamplona del Casco Antiguo y los Ensanches que comenzaron a construirse tras la supresión de las murallas que lo recorrían y uno de los espacios abiertos más populares y arraigados de la ciudad. [ Ver en el mapa ]

El 16 de mayo de 1903, a propuesta del concejal Modesto Utray, el paseo fue dedicado de manera oficial al insigne violinista y compositor pamplonés Pablo Sarasate. Anteriormente recibía el nombre oficioso de “paseo de Valencia” (nombre por el que todavía es popularmente conocido), título que derivaba de un tal Prudencio Valencia, personaje nacido en 1825 en Bargota y que llegó a Pamplona en 1842, llegando a ser procurador de la Audiencia y notario eclesiástico de la ciudad.


El Monumento a los Fueros

Símbolo de las libertades de Navarra, este emblemático monumento se yergue aquí desde 1903.

Fue construido por suscripción popular tras los acontecimientos de “la Gamazada” (el entonces ministro de hacienda Gamazo intentó suprimir los peculiaridades fiscales de Navarra, lo que provocó una gigantesca reacción popular en Navarra en contra de esa pretensión y en defensa de los Fueros, lo que obligó al ministro a rectificar).

En lo alto, una matrona que simboliza a Navarra sostiene los Fueros en su mano, y, más abajo, cinco figuras simbolizan el trabajo, la paz, la justicia, la autonomía y la historia.

También hay cinco placas con inscripciones alusivas a la defensa de los Fueros. Tres de ellas están escritas en castellano y dos en euskera (una de éstas en alfabeto ibérico).

En lo alto del Monumento a los Fueros, en el Paseo de Sarasate, una matrona que simboliza a Navarra sostiene los Fueros en su mano.

En lo alto del Monumento a los Fueros, en el Paseo de Sarasate, una matrona que simboliza a Navarra sostiene los Fueros en su mano. Continue Reading »

Tags: , , , ,

« Newer Posts - Older Posts »