Feed on
Posts
Comments

Parque de la Media Luna

Parque de la Media Luna

Un céntrico parque-jardín por el que merece la pena un paseo, dotado de grandes árboles, con unas espectaculares vistas sobre huertas de la Magdalena y con la silueta de la Catedral siempre presente… [ Ver en el mapa ]

El Parque de la Media Luna fue construido en 1935 por Víctor Eúsa, sin duda uno de los arquitectos navarros de mayor relieve del siglo XX. Con una extensión de 67.000 metros cuadrados, se ubica en uno de los extremos del antiguo recinto amurallado de la ciudad, entre el Baluarte de San Bartolomé y la avenida Baja Navarra, que conecta Pamplona con la salida hacia Francia por Irún.

Antiguamente el topónimo de la zona era “Obietagaña” (sobre o encima de las fosas), concepto perfectamente aplicable a la zona, si  tenemos en cuenta que existieron en ella vestigios de un antiquísimo cementerio visigodo. El paraje también se llamó antiguamente “la Millera” (algunos piensan que este nombre se remonta al s. XII), por ser éste el lugar destinado a la trilla. No obstante, también se le conoce con el nombre de “Argaray” (“garay” = altiplanicie), es decir, altiplanicie sobre el Arga. Para Baleztena comprendía los terrenos situados entre la Avenida de la Baja Navarra y las “eras” de la Media Luna, desde la Puerta de San Nicolás (hoy Avenida de San Ignacio) hasta la Ripa de Beloso ( “Ripa” = cuesta, y, “Beloso” = precipicio profundo). Desde 1318 hay datos documentales del topónimo “Argaray” (en 1398, Carlos III vendió una finca en este lugar).

Fuerte o Baluarte de San Bartolomé

El Fortín de San Bartolomé, Pamplona

El Fortín de San Bartolomé

Construido durante el siglo XVIII, surgió como apoyo exterior al recinto principal amurallado. De los tres fortines destacados propuestos por el marqués de Verboom en su proyecto de 1726, sólo éste se conserva íntegramente. Fue, además, la última defensa que se completó en Pamplona.

La Media Luna de San Bartolomé se estaba construyendo en 1731, lo mismo que el Rebellín de los Reyes y los Baluartes bajos de Guadalupe y el Pilar. De aquí le viene el nombre actual al parque, y no de la forma curva que ofrecen los miradores (como mucha gente todavía cree).

El Fuerte o Media Luna de San Bartolomé era conocido en el s. XVIII como “El Bonete”, fortificación destacada de la plaza para ampliar los fuegos de la ciudad hacia el valle del Arga, meseta de Argaray y colina de Mendillorri.

Durante la guerra de la Independencia, los sitiadores españoles se aventuraban a depositar mensajes en las inmediaciones de esta luneta invitando a los soldados franceses a la rendición.

Foso anexo al Fortín de San Bartolomé, Pamplona

Foso anexo al Fortín de San Bartolomé

<>Restaurado en 2010, en la actualidad alberga un Centro de Interpretación de las Murallas. Ocupa los cinco espacios abovedados casernas interiores del baluarte, en unos 220 metros cuadrados. Está dedicado a explicar el amurallamiento de la ciudad, especialmente la gran obra de las murallas posteriores al siglo  XVI.


Jardines y estanque

Uno de los más bellos y antiguos parques de Pamplona, que debe su nombre a su diseño en forma de luna menguante.

Uno de los más bellos y antiguos parques de Pamplona, que debe su nombre a su diseño en forma de luna menguante.

Bordeando el centro de la ciudad, en el Segundo Ensanche, y en un extremo de las murallas, el Parque de la Media Luna, uno de los más bellos y antiguos de Pamplona, debe su nombre a su diseño en forma de luna menguante.

Lugar bucólico y de marcado estilo romántico, este parque dispone de excelentes vistas gracias a un privilegiado y largo mirador sobre el río Arga. Cuenta con un estanque con peces, pista de patinaje y mucho arbolado con diferentes especies, entre las que destaca una bellísima sequoya gigante. Uno de sus muchos y variopintos jardines alberga el monumento al violinista pamplonés Pablo Sarasate.

En el corazón de este verde recinto, un coqueto café con amplia terraza en su exterior cobra especial animación durante las calurosas tardes y noches del verano.

El Parque de la Media Luna fue construido en 1935 por Víctor Eúsa, sin duda uno de los arquitectos navarros de mayor relieve del siglo XX.

El Parque de la Media Luna fue construido en 1935 por Víctor Eúsa, sin duda uno de los arquitectos navarros de mayor relieve del siglo XX.

Con una extensión de 67.000 metros cuadrados, se ubica en uno de los extremos del antiguo recinto amurallado de la ciudad, entre el Baluarte de San Bartolomé y la avenida Baja Navarra, que conecta Pamplona con la salida hacia Francia por Irún.

Con una extensión de 67.000 metros cuadrados, se ubica en uno de los extremos del antiguo recinto amurallado de la ciudad, entre el Baluarte de San Bartolomé y la avenida Baja Navarra, que conecta Pamplona con la salida hacia Francia por Irún.

Uno de los más bellos y antiguos parques de Pamplona, que debe su nombre a su diseño en forma de luna menguante.

Uno de los más bellos y antiguos parques de Pamplona, que debe su nombre a su diseño en forma de luna menguante.

A pesar de encontrarse en el mismo centro de la ciudad, el diseño del parque y su amplitud lo convierten en un auténtico oasis para la calma. Quizás el perfil más hermoso de la Catedral, inmortalizado en muchos de los lienzos de pintores navarros, se pueda observar desde el largo mirador que limita este parque y que permite disfrutar pausadamente de una agradable panorámica de esta singular parte de la ciudad bordeada por el río Arga. Allá, abajo, se pueden ver el puente medieval de la Magadalena y las huertas del mismo nombre, el paseo del Arga e incluso caballos y ganado.

Uno de los más bellos y antiguos parques de Pamplona, que debe su nombre a su diseño en forma de luna menguante.

Uno de los más bellos y antiguos parques de Pamplona, que debe su nombre a su diseño en forma de luna menguante.

El Parque de la Media Luna fue construido en 1935 por Víctor Eúsa, sin duda uno de los arquitectos navarros de mayor relieve del siglo XX.

El Parque de la Media Luna fue construido en 1935 por Víctor Eúsa, sin duda uno de los arquitectos navarros de mayor relieve del siglo XX.

Con una extensión de 67.000 metros cuadrados, se ubica en uno de los extremos del antiguo recinto amurallado de la ciudad, entre el Baluarte de San Bartolomé y la avenida Baja Navarra, que conecta Pamplona con la salida hacia Francia por Irún.

Con una extensión de 67.000 metros cuadrados, se ubica en uno de los extremos del antiguo recinto amurallado de la ciudad, entre el Baluarte de San Bartolomé y la avenida Baja Navarra, que conecta Pamplona con la salida hacia Francia por Irún.

Mirando en sentido contrario y, ya adentrándose en sus jardines, se puede descubrir todo un juego de variados elementos al más puro estilo romántico: pérgolas, albercas, escalares, fuentes, setos, pequeñas esculturas, árboles de gran porte, surtidores y bancos salpican el entramado verde del recinto.

La Media Luna reúne una original selección de plantas y de hasta 43 especies arbóreas, entre las que se erige, con cierta arrogancia, una sequoya gigante, que, a pesar de todo y dicho sea de paso, no es la mayor de Pamplona. Le anteceden otras dos: la del Palacio de Navarra y la del antiguo Laboratorio Agrícola, en el Casco Antiguo, todas ellas declaradas monumento natural.

Uno de los más bellos y antiguos parques de Pamplona, que debe su nombre a su diseño en forma de luna menguante.

Uno de los más bellos y antiguos parques de Pamplona, que debe su nombre a su diseño en forma de luna menguante.

El Parque de la Media Luna fue construido en 1935 por Víctor Eúsa, sin duda uno de los arquitectos navarros de mayor relieve del siglo XX.

El Parque de la Media Luna fue construido en 1935 por Víctor Eúsa, sin duda uno de los arquitectos navarros de mayor relieve del siglo XX.

Hornacina con Virgen María y Niño situada en la fachada de un chalet de la Media Luna.

Hornacina con Virgen María y Niño situada en la fachada de un chalet de la Media Luna.


El Monumento a Pablo Sarasate

Otro punto emblemático que sin duda atraerá la atención del visitante es el monumento al insigne violinista pamplonés Pablo Sarasate, levantado en 1959, en una estancia circular rodeada de bancos.

Erigido en 1959, fue proyectado por Cándido Ayestarán, siendo la estatua obra del escultor Eduardo Carretero.

Erigido en 1959, fue proyectado por Cándido Ayestarán, siendo la estatua obra del escultor Eduardo Carretero.

Bajorrelieve situado en la parte posterior del Monumento a Pablo Sarasate situada en el parque de la Media Luna.

Bajorrelieve situado en la parte posterior del Monumento a Pablo Sarasate situada en el parque de la Media Luna.

Monumento a Pablo Sarasate situada en el parque de la Media Luna.

Monumento a Pablo Sarasate situada en el parque de la Media Luna.

Monumento a Pablo Sarasate situada en el parque de la Media Luna.

Monumento a Pablo Sarasate situada en el parque de la Media Luna.

Erigido en 1959, fue proyectado por Cándido Ayestarán, siendo la estatua obra del escultor Eduardo Carretero.

Erigido en 1959, fue proyectado por Cándido Ayestarán, siendo la estatua obra del escultor Eduardo Carretero.Monumento a Pablo Sarasate situada en el parque de la Media Luna.

Monumento a Pablo Sarasate situada en el parque de la Media Luna.

Ver más datos del Monumento homenaje a Pablo Sarasate en Escultura Urbana de Pamplona, un blog dedicado a las esculturas de Pamplona.

 Muy cerca de allí, un coqueto bar con terraza, de concesión municipal, abierto todos los días desde las 11 de la mañana, es un buen lugar para un tentempié. El local organiza, además, fiestas de carácter privado.


Crucero gótico en la Avenida de la Baja Navarra, al comienzo del Parque de la Media Luna, en la entrada a Pamplona por la Cuesta de Beloso.

Crucero gótico en la Avenida de la Baja Navarra, al comienzo del Parque de la Media Luna, en la entrada a Pamplona por la Cuesta de Beloso.

Ya al final del Parque de la Media Luna, cuando se funde ya con la avenida de la Baja Navarra, se encontrará con el monumento de Sancho el Mayor, Rey de Pamplona. A su lado, un bajorrelieve recuerda la figura de Juan Huarte de San Juan, médico y filósofo navarro del siglo XVII.

Homenaje a Juan Huarte de San Juan, médico

Homenaje a Juan Huarte de San Juan, médico

Llegamos así a un elegante palacete construido en 1955, conocido popularmente como el Chalet de Izu, Centro Navarro de Encuentros Profesionales y sede de varios colegios oficiales, que alberga en su interior, en medio de un refinado lujo, un restaurante abierto también al público.

Comienzo de la Media Luna y Chalet de Izu


11 Responses to “Parque de la Media Luna”

  1. […] contenido de esta entrada se ha trasladado a Parque de la Media Luna en la nueva dirección de Pamplona calle a calle. Todas las actualizaciones de imágenes y textos […]

  2. […] Comments « Parque de la Media Luna […]

  3. […] Parque de la Media Luna fue construido en 1935 por Víctor Eúsa, sin duda uno de los arquitectos navarros de mayor relieve […]

  4. […] Monumento a Pablo Sarasate situada en el parque de la Media Luna […]

  5. […] Parque de la Media Luna fue construido en 1935 por Víctor Eúsa, sin duda uno de los arquitectos navarros de mayor relieve […]

  6. […] Parque de la Media Luna fue construido en 1935 por Víctor Eúsa, sin duda uno de los arquitectos navarros de mayor relieve […]

  7. […] uno de los principales paseos de Pamplona lleva su nombre: el Paseo de Pablo Sarasate. Y en el parque de la Media Luna nos encontramos con un conjutno escultórico en su recuerdo: Pamplona a Sarasate, inaugurado en […]

  8. […] Datos técnicos: Figura: 220 cm Altorrelieve en piedra:  248 x 175 cm Temática: Homenaje (Músicos) Instalación (inauguración): 26 de abril de 1959 Ubicación: Parque de la Media Luna […]

  9. […] del comienzo del Parque de la Media Luna, en la avenida de la Baja Navarra, justo a la entrada a Pamplona por la Cuesta de […]

  10. […] Monumento a Pablo Sarasate situada en el parque de la Media Luna […]

  11. […] on Flickr. Una foto para un día: crucero gótico en el parque de la Media Luna de Pamplona Más fotos de la Media Luna… Tu voto:Compártelo:PinterestGoogle +1TwitterFacebookLinkedInStumbleUponRedditDiggCorreo […]

Leave a Reply

*